16 de julio de 2008

Chiste simpático

Una mujer se va de vacaciones a Cuba y allí conoce a un negro musculoso y macizo. Empiezan a charlar y a bailar y terminan rompiendo los resortes de la cama. Después de la faena, la mujer le pide al negro que le diga su nombre. Prefiero no decírtelo, siempre que lo digo todo el mundo se ríe. Así continúan los 15 días de vacaciones: bailando, tomando daiquiris y haciendo el amor a todo trapo. En la víspera de la vuelta, la mujer insiste para que el hombre le diga su nombre y finalmente lo convence...
Me llamo Nieve, le contesta el negro, al oir eso la mujer empieza a partirse de risa. ¿Lo ves? Ya te dije que todo el mundo se reía de mi nombre. Eres igual que todas!!!. Noooo, perdona. No me río de tu nombre, sólo que estaba imaginando la cara de mi marido cuando le diga que he tenido 25 cm. de nieve durante 15 días en Cuba.

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar