18 de abril de 2009

Ansiedad...



Sabía que no estaba sola en aquel lugar. Un presentimiento se fue adueñando de ella, cada minuto que pasaba se hacía más eterno. El aire le faltaba, le costaba respirar. El sudor empezó a resbalar por su sien izquierda, notaba como la gota se deslizaba, no decía nada, sencillamente no podía. Por su cabeza empezaron a desfilar mil y un pensamientos, sus manos se movían, no las controlaba, con sus ojos buscó ansiosa entre todos los demás, ellos no la miraban, para ellos era una más y ella no lo era, sabía que no lo era, pero en ese momento no le hubiera importado serlo. Sabía que aquel no era su sitio y sin embargo allí estaba...sola, desesperada, sabiendo que nadie le apoyaría, sabiendo que iba a ser rechazada, por eso decidió hacer lo único que en aquel momento quería hacer, aquello que la liberaría, fue su decisión, pidió su bolso al guardaropa y con una sonrisa en los labios atravesó aquella puerta, se enfadó con ella misma y se juramentó que no volvería a entrar en otra sala de NO fumadores, aquella experiencia para ella... ya había sido suficiente ;o)).

2 comentarios:

jejeje que me gustso este relato de verdad, mu bueno.
Bss

Aqua

Jejeje, una ex fumadora escribiendo sensaciones vividas cuando fumaba los dos paquetitos diarios. Y ahora FELIZ en mi espacio sin humo!! :o)))

TxuS

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar