7 de marzo de 2010

Felicidad...


Cuando el polígono dejó de multiplicar sus lados, tratando de convertirse en círculo y aceptó ser lo que esencialmente era, un triángulo, conoció la felicidad.

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar