7 de julio de 2010

Huyes



Huyes escondiendo tus ganas,
provocando que crezcan a cada paso mis ansias,
como un remolino que atormenta y desgarra,
dejando palabras, que no dices y que nunca se callan.

Huyes, en la oscuridad de mi alma,
dejando tu olor oculto en mi cama,
cual suave brisa que destroza mi calma,
sangrando mis labios, cuando notan tu falta.

Huyes al desflorar el alba
y tan sólo en sueños imagino tu cara,
escondiendo tu rostro de mi mirada,
me tomas y me dejas, pero no dices nada
y te tiento y me tientas con simples palabras,
deseando tu cuerpo, acariciarte la cara.

Huyes dejando en mi pecho cicatrices y llagas
y un deseo que crece devorándome el alma,
deseando tu boca transitar por mi espalda,
sentir que me odias a la vez que me amas.

Huyes de mis labios al llegar la mañana,
con tan sólo un verso escrito en la almohada
y las sábanas frías donde antes estabas,
no te he visto, ni recuerdo tu cara,
tan sólo un verso que alimente la esperanza.

Duérmete amor, volveré mañana

autor: Hargos
Fuente | Loco por defecto

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar