2 de diciembre de 2011

Dame la mano amor



Dame la mano, amor, que no podemos
descansar todavía.
Tendrás que recorrer conmigo el tiempo,
mira cuánta distancia hasta la nieve,
cuántos copos de tierra,
para olvidar los ojos del pasado
y encontrar el mañana,
con un beso en la boca.

Ya sé que estás herido,
que te fatiga
atravesar la noche
y tienes miedo
de que, al final,
nos aguarde tan sólo la tristeza.

Ya sé que te rendiste
muchas veces al sol, que deshidrata
todos los corazones,
pero yo te he salvado
trayendo un fresco arroyo hasta tus venas.

"De este largo viaje hacia la lluvia"
autor: María Luisa Alameda Mora (1959)

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar