6 de diciembre de 2011

Nunca



Nunca tocaste mis manos,
pero puedo sentir tus manos,
entrelazadas a las mías
cada vez que hablamos.

Nunca rozaste tus labios
con los míos, pero puedo sentir
tus cálidos labios en cada beso,
que en nuestra imaginación nos damos.

Nunca vi tus ojos, pero puedo sentir
tu mirada atravesarme hasta el alma,
puedo mirarme en tus ojos
y contemplar este amor,
en el que no existen,
ni barreras, ni distancias.

Autor: desconocido

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar