16 de agosto de 2012

Por ti pagaré el precio...


No quiero que me mires con desprecio,
me iré con mi sentimiento a un lugar lejano,
entiendo que el tiempo ya pasó, somos humanos
y has dejado que sea yo quién pague el precio.

Le diré a mi pensamiento que se duerma,
y un sueño en blanco regirá mi mente,
no quiero que tu imagen se presente
y mate mi alma, que de ti está enferma.

Es invierno en tu ausencia y se despliega
la nieve, blanca y fría, en un sudario
amortajando mi alma, que se niega
a completar sin ti el itinerario.

No me siento inocente, ni me encuentro culpable,
estoy mudo de acentos y desnudo de amores,
sordo a las melodías y ciego a los colores...
sólo siento en mi alma un sueño interminable.

No puedo obligarte a quererme de nuevo,
pues soy realista en este mundo irreal,
tu amistad seguirá ligada a mi alma,
y tu recuerdo vivirá en la eternidad.
Jesús Quintana A.
fuente | mitología y leyendas

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar