14 de julio de 2013

Un día...


Un día supe lo importante de estar viva, ese día me senti más viva que nunca...
Un día supe cuanto cambia una sonrisa y desde entonces nunca dejé de sonreir... 
Un día sentí ganas de abrazar a todo el mundo y recibí de todo lo que había dado... 
Un día quise pedir perdón por todos mis errores y la humildad me dió una gran lección... 
Un día quise decir muchos te quiero y el amor se me desvanecía como el agua entre mis dedos... 
Un día me arrepentí de no haber vivido lo suficiente y quise abrazarme a la vida... 
Un día supe que todos los días son bellos con tan sólo ver el sol resplandecer en mi rostro... 
Un día lloré, de no llorar cuando quise, olvidando cuan frágil y vulnerable debí permitirme ser... 
Un día supe que no debí guardarme tanto amor, sino repartirlo...
Un día olvidé el orgullo, el rencor, la rabia y me sentí realmente feliz… 
Un día decidí vivirlo intensamente cada minuto, cada segundo y sentí mi tiempo infinito… 
Un día me sentí realmente viva y con ganas de vivir...fue el triste día que supe que iba morir…
Y el tiempo no se detuvo a esperarme...
Y.G. 
Fuente | El eco de mi alma

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar