17 de febrero de 2014

Reloj de la vida - Poema: Yolanda P.


Pintura: Gustave Courbet

Nacieron para ser el origen de la vida, 
están protegidos por el monte de Venus, 
los dos hemisferios del sur, 
los pliegues y una gran hendidura
 con una baliza de fondo. 

Para abrir las puertas del paraíso terrenal
 tienes una lucha cuerpo a cuerpo
 donde todos los ángeles son demonios,
desde el infierno tocas el cielo estrellado
 y te quedas en el limbo.

 En los días de sosiego, engrasas la maquinaria
 con un toque suave, 
arriba y abajo, en círculos grandes y pequeños. 
Te desborda el placer, un mar interno rompe
 los diques de contención. 

 Los ejercicios de mantenimiento son necesarios, 
nos dan fondo, resistencia, ejercitan todos los músculos, 
mantienen la maquinaria de la vida
 y dan las campanadas de nuestro reloj biológico.

INSUPERABLE, Yolanda, !!!

0 comentarios:

Si lo deseas, deja tu comentario

 
Subir Bajar